Un sitio para hablar sobre el audiovisual

Uncategorized

Tekken: la gran estafa

Recientemente tuve el disgusto (otra vez) de ver cómo el cine norteamericano comercial lanzaba por tierra lo que pudo ser una de las mejores películas del 2010. Me refiero a Tekken y estoy seguro que muchos concuerdan con mi parecer pues se redujo una historia contada en 7 videojuegos, con personajes convincentes, bien caracterizados, con conflictoCómo se puede involucionar tanto?s más o menos cuestionables pero aceptables, a una burda versión que ni siquiera se acercaba a la historia real. Realmente es decepcionante ver estos intentos de robarse el show con una historia que promete mucho (altamente conocida) para atraer la atención del público y luego ofrecer esa lastimosa muestra de desvergüenza que hizo Dwight H. Little (Home Alone, Halloween “series”), un tipo que una vez se llevó un Emmy Award.

Lo primero que encontramos como para dar gritos es un Jin Kazama enjuto, infeliz, que ni siquiera sabe caminar con carácter y no sé como cayó en el casting. Yotshimitsu, un extraterrestre con complejo de Robin Hood, no es más que un payaso con careta (adiós espada láser, invisibilidad, e intriga sobre el personaje). Christie Montero, ni que decir, junto con Nina y Ana (que nunca tuvo muchas luces en el juego) se encargaron del gancho sexual de la película pero hasta ahí, en cuanto al parentesco de Christie con Eddy aquí lo podía partir un rayo (en este caso fue Raven quien lo hizo). La tan famosa e intrigante cicatriz de Kazuya por razones que desconocemos decidió retirarse del filme. Para rematar tenemos un Brian, encarnado en Gary Daniels, y bueno, como dicen por ahí, no puede ser un buen filme si trabaja Gary Daniels (ufff, el intento de hacer mucho dinero invirtiendo poco). En fin, que si hubieran hecho el juego luego de la película nadie lo hubiera comprado…

Cosas similares han pasado con Dragon Ball, Avatar: the last airbender, y otras que no quiero mencionar porque la lista sería bastante larga…se habrán empeñado las grandes productoras estadounidenses en echar a perder las buenas historias Euroasiáticas para eliminar futuras competencias?…prepárate Otomo, tú que vendiste los derechos de Akira, verás como pasa de la gloria al olvido con la nueva versión norteamericana.nina acabada de salir de la secundaria


Animados, Al Ataque!

Para romper el hielo, como decimos aquí en Cuba , comenzaremos con un comentario sobre los dibujos animados, sí, esos inocentes muñequitos dirigidos a entretener a los niños y que ahora han evolucionado de tal forma que incluso atrapan la atención de los adultos. Quizás algunos ya han notado la nueva estrategia, el dibujo para el bebé, el chiste para el adulto y así todo el mundo se queda sentado en casa. Pero la cosa no se queda ahí, ahora el dibujo animado, transmite cultura, way of life, incluso ideología!

Me viene a la mente Antz, lo que llamaríamos en buen cubano un ataque a la cara. Imagínense un hormiguero (comunidad), donde las hormigas están representadas como seres sin derechos, todas deben ser iguales, sin más personalidad que la que dicte “la bola” (mecanismo de trabajo del hormiguero comandado por un grupo de privilegiados). Todas las hormigas viven una vida desgraciada, donde el trabajo es más un castigo que una necesidad, encima de eso, se les lava el cerebro cada cierto tiempo por los psicólogos, que atienden que nadie cree una personalidad no manipulable. Todo lo que no está prohibido es obligatorio, incluso divertirse en algunos momentos donde las hormigas se agrupan, rodeadas por los guardianes, y bailan nada más y nada menos que la guantanamera (…sobran los comentarios). Luego contraponen un lugar llamado Utopía, donde todo el mundo tiene grandes posibilidades de ser ALGUIEN RECONOCIDO, famoso, grande, solo hay que cruzar la gran laguna y llegar donde está el monolito que apunta al cielo (me avisan si alguien se perdió y no encuentra relación entre esta ilustración y el contrapunteo ya cansón que siempre han mantenido los Estados Unidos hacia Cuba). Vaya que ahora aparte de chistes adultos también tenemos ataque ideológico por debajo del telón. Digamos que está bien, la defensa es permitida. Ahora, del lado de acá también pudiera hacerse algo al respecto, o sea, algo más que el Elpidio Valdez que tanto combatió a los españoles o que El Negrito Cimarrón que tanto nos enseñaron de historia. Con la disculpa de Padrón, creo que se quedó corto el intento de trasladar a su personaje a un contexto más serio, en las luchas de la neo-colonia, donde Elpidio está hecho un loco, sin celular, pero haciendo malabares con una moto que hubiera hecho llorar al Ghost Raider (claro, era mucho pedir que Palmiche sobreviviera el lapso de tiempo, además, estaría fuera de contexto). En fin, siempre hay quien quiere hacer, quien puede hacer y hasta quien está haciendo cosas, aunque no tenga el espacio para mostrarlas. Si explotáramos más ese potencial podríamos meternos en la competencia.

Pero sin animo de herir sensibilidades, mientras el nuestro sector productor de dibujos animados continúe bajo la dirección de los mismos fósiles, continuaremos como casi siempre… a la zaga.